Los vínculos se remontan a más de 20 años. En 1989 la empresa Promotor – Les Comes, comenzó a organizar las selecciones y entrenamientos de diferentes equipos (incluido el español) participantes en el Camel Trophy, prueba parcialmente patrocinada por Land Rover.

En este caso, Promotor – Les Comes también estuvo presente colaborando con la organización en la competición final.

Finalmente el concepto Camel Trophy desaparece y no es hasta el año 2003 que se organizó otro gran evento de aventura llamado Land Rover G4 Challenge. Promotor – Les Comes se responsabilizó de la preparación de los candidatos españoles para las selecciones internacionales y la gran final.

Durante 20 años la relación con la marca inglesa se ha ido incrementando hasta la actualidad, organizando para ellos distintos programas de incentivos, presentaciones a prensa o acciones para clientes.

Es en el año 2006 cuando nace la idea de la Land Rover Party, fruto de la confluencia de tres pilares fundamentales para su creación.

En primer lugar, la marca Land Rover entendiendo la Party como un evento ideal para transmitir los valores de la marca en el sí de unas jornadas familiares, en un entorno idílico, y transmitiendo una sensación de pertenencia a un colectivo que vive al máximo el 4×4 y la marca Land Rover.

Les Comes, por su parte, ofrecía la posibilidad de hacer realidad esta idea inicial ubicando el evento en un espacio ideal para la consecución del ambicioso proyecto… Una finca con capacidad, buenos servicios y con un equipo de personas con conocimientos, experiencias en el mundo 4×4 – Land Rover y en la organización de eventos como el que se planteaba. Un evento de calidad, bien organizado y acorde con la filosofía de la marca.

Por su parte, los concesionarios Land Rover también han querido estar presentes y contribuir en este evento, ofreciendo la posibilidad de que los participantes conocieran los nuevos productos, nuevas oportunidades y las nuevas prestaciones de toda la flota de vehículos Land Rover. Así pues su involucración representaba la aportación comercial al evento.

Sin lugar a dudas estos tres motores de la Party no tendrían sentido sin los auténticos protagonistas del encuentro, los participantes, que edición tras edición han confiado en un evento que ha nacido para hacer disfrutar durante un fin de semana, a todos los amantes del mundo 4×4 y de la marca Land Rover.